Saltar al contenido
Camas Montessori

Habitación Montessori: Preparando ambientes armónicos para los más pequeños

niña en cama en el suelo tipo montessori de madera

Crear espacios amigables, simples y cómodos y a la altura de los más pequeños son la clave para que tu hijo acceda fácilmente a su Habitación Montessori y explore de manera segura e independiente su entorno.

El Dormitorio Montessori

La habitación de tus pequeños suele convertirse en su lugar favorito para pasar su tiempo y desarrollar sus habilidades exploratorias. Una vez entiendas la Filosofía Montessori verás que no tiene sentido colocar una cama baja a nivel del suelo y luego colocarle el armario donde tu hijo no pueda ni alcanzar su pijama, los pilares de la pedagogía Montessori son usados como la base del entorno de la habitación de tu hijo y aquí te explicamos como lograrlo. Conviértete en padre o madre Montessori y veamos cómo crear una habitación tipo guardería Montessori en casa, con algunos artículos iniciales importantes que no pueden faltarte.

Ten en cuenta que los muebles etiquetados por las empresas como “Montessori” suelen ser algo más caros, pero aún existen para todo presupuesto, para ello hemos hecho una selección de muebles Montessori tanto Económicos como más elaborados que puedes comprar según tu bolsillo. (Ver Mobiliario Montessori)

En camasmontessori.online escribimos esta breve guía sobre los artículos infantiles que puedes considerar para organizar el  Dormitorio Estilo Montessori para tu pequeño. ¡De seguro lo amará… sigue leyendo!

– Cama Estilo Montessori

El primer elemento que se nos viene a la mente dentro de una habitación definitivamente es la cama, este es el mueble más usado, desde los primeros meses, y de hecho es el más importante.

Una cama Montessori, es una cama a ras del suelo y sin barrotes que permite al niño, desde los primeros pasos, subir y bajar cuando quiera, no solo le da la oportunidad a tu pequeño de ser independiente, sino que te facilita tu trabajo como madre o padre.

La mayoría de los modelos apegados a la filosofía están hechos sin barandas. No significa que sea peligroso, ¡al contrario! No hay barras, pero bastará con poner un gran cojín en el suelo al principio y el problema se resolverá (también porque, al ser bajo, los riesgos de golpes fuertes se reducen prácticamente a cero).

Sin embargo, muchos buscan su cama Montessori aún con barandillas si es así y estarás más tranquilo, te ayudamos a conseguirla, muchos diseños suelen ser desmontables y en el mercado se pueden encontrar.

(Ver Catálogo de camas Montessori)

Armarios o Percheros Montessori

El armario Montessori, es el segundo en importancia según nuestro parecer y merece una mención aparte. Es la pieza del ambiente preparado que más cuesta incluir en nuestros hogares porque, como todo lo Montessori, ha de ser un armario adaptado a su altura para que los niños puedan elegir su ropa, sentirse con confianza de practicar el vestirse ellos mismos. Y en esto hemos de reconocer que a los adultos nos cuesta ceder el protagonismo a los niños porque ellos necesitan tiempo para desarrollar esta habilidad sin ayuda y porque a nosotros nos falta paciencia para dejarles practicar.

La disposición del armario de su hijo debe seguir el principio de autonomía. No sólo eso: es esencial que el armario esté ordenado y organizado por secciones. En términos simples, como con la cama, el armario debe estar al alcance de las pequeñas manos de su hijo, a su altura.

El resultado de la organización debe ser fácil de acceder, fácil de elegir (cuando el niño lo tenga todo a la vista de forma ordenada será más fácil conseguir resultados), fácil de ordenar, sencillo en su conjunto y atractivo para el niño. Para ello se puede utilizar un perchero fijado a la altura de los ojos (en el que el niño puede colgar chaquetas, sudaderas, etc.), un perchero bajo en el que colocar la ropa y las camisetas de sus hombrecitos, y un armario de parrilla abierto, en el que se colocarán las demás categorías de ropa de forma ordenada, siempre accesible a la vista y organizada por compartimentos.

– Estantes y escritorio

En cuanto a otros estantes, debemos seguir la línea que venimos implementando con la cama y el armario, todo en el dormitorio (juegos, libros, colores y todo lo demás) debe estar siempre accesible. Las estanterías en las que se almacena todo deben estar, por lo tanto, a la altura de los pequeños (se puede optar por bancos de varios pisos o armarios con estantes abiertos) y deben estar organizadas por secciones en las que todo encuentre su lugar, incluso con la ayuda de cestas o bandejas.

Otro lugar importante debe ser la librería: pueden ser pequeños estantes o porta-revistas. Lo importante es que los niños pueden usar los libros cuando quieran.

El escritorio, en el que el niño dibuja, juega, garabatea y pasa mucho tiempo, debe ser bajo, sólido y cómodo. También la silla.

– Las paredes

El juego de habitación Montessori no sólo debe ser práctico, sino también agradable. Así que asegúrate de decorarlo con hermosos estampados de calidad colgados a la altura de los ojos del bebé y otros elementos atractivos, coloridos y de aspecto natural.

Entonces pon un reloj analógico de fácil lectura a una altura adecuada. Y, en el suelo, un hermoso espejo (aquí también, los que tienen marcos de madera son perfectos para nosotros): una de las actividades favoritas de los niños pequeños es reflejarse. Estudian, se miran a sí mismos, descubren el mundo a través de este mágico instrumento. ¡Vamos a satisfacerlos absolutamente!

– El área de juegos

El juego es la profesión del niño. ¡En la Habitación Montessori esto se tiene muy en cuenta! Desde los primeros años es bueno mantener una alfombra de juego en el suelo, y tal vez colgar un carrusel en el techo (con un cable largo que alcance la altura adecuada) para estimular la vista.

Los juegos, guardados en los estantes, deben estar siempre accesibles y ordenados: si hay varias piezas, como edificios o bloques o rompecabezas, puedes ponerlos en cajas o bolsas de lona, ¡pero es bueno no mezclar diferentes juguetes en cajas cerradas desordenadas!

Luego cuelga una tabla de corcho en la pared: ¡Puedes fijar tus propios trabajos y dibujos en ella!

– Otras recomendaciones

En resumen, hemos entendido que la accesibilidad y la independencia están en la base de la pedagogía Montessori y el dormitorio Montessori. Otras precauciones a tomar son:

  • Evita la televisión en la habitación
  • Evitar los juguetes peligrosos (ya que son siempre accesibles significa que el niño no siempre tendrá una supervisión constante)
  • Asegurarse de la calidad de los materiales, preferiblemente leñosos y naturales, no plásticos.
  • Evita demasiados juegos y todos a la vez: Es mejor mantener un número limitado de juguetes en el dormitorio, tal vez rotándolos según el interés del momento.
  • Si es posible, arreglar los interruptores de la luz a la altura del niño (pero a menudo es difícil porque no siempre se diseña una casa nueva)