Saltar al contenido
Camas Montessori

¿A partir de que edad pueden los niños usar camas Montessori?

cama casita montessori de madera

¿Cuál Cama Montessori es mejor según la edad?

La metodología Montessori se basa en la libertad y el aprendizaje. Al usarla permitirás que tus niños puedan desarrollarse por sí solos y dejar que se adapten al mundo por su propia cuenta. Pero algo es cierto, no todas las Camas Montessori son iguales, existen diferentes tipos cuyas características hablan por ellos.

¿Cómo selecciono la más adecuada para mi hijo? Una cama puede ir evolucionado con el niño, por lo que determinados tipos son aconsejables según su edad. Pero no hay que olvidar que ellas están basadas en la adaptación de los pequeños, por lo que cada familia tiene la decisión final sobre cómo usarlas. Además de cómo integrarlas en las habitaciones infantiles.

Primeros meses de vida

Una Cama Montessori puede ser usada desde los dos o tres meses del bebé. Su uso es uno muy flexible en esta edad, por lo que es posible olvidarse el concepto que relaciona a estas camas con cunas solo para “mayores”.  Hasta los seis meses los bebés demandan una gran cantidad de atención de sus papás, es por ello que en este periodo de vida la Cama Montessori sugerida es un modelo con colchón en el suelo.

La razón detrás de este tipo es que ofrece a los bebés la sensación de que están acompañados de sus padres. Al mismo tiempo que son libres. Otro de los beneficios de esta cama es que son una excelente primera cama para los bebés en lugar de las típicas cunas.

Una Cama Montessori con baranda a nivel del suelo es ideal también para los padres que deseen una máxima protección. Resguardando así a los niños de golpes o caídas en sus primeros meses de vida.

Gateo y primeros pasos

En los meses en los que los niños inician a gatear hasta dar sus primeros pasos, y mejorar su andar, un tipo de cama muy recomendada en la metodología son aquellos modelos con un colchón bajo. El motivo es que esto le permite subir y bajarse cuantas veces quiera, aportándoles una vez más, una sensación de independencia.

Por lo que desde los 6 meses hasta su primer o segundo año de vida, una Cama Montessori Tipi podría ser una solución. Estas camas bajas se encuentran al ras del piso, por lo que serán muy cómodas para los niños.

Debe cuidarse el nivel de altura del colchón para que se adapte a la edad específica del pequeño, puesto que las hay con diseños más inclinados a mayores edades. Por igual, hay modelos Tipi con baranda. Una Cama Montessori Kutuva es también un modelo que se recomienda desde los seis meses de vida.

2 años en adelante

Para los 2 años los niños tienen muchas más capacidades y estarán deseosos de mostrárselas al mundo. Como padre esto debe ser facilitado con un tipo de cama que esté ligeramente elevada del suelo, pero que al mismo tiempo sea capaz de adaptase al tamaño y las necesidades del niño.

Desde esta edad se recomiendan diferentes tipos de cama Montessori. Siendo una de ellas la Cama montessori con cajones. Estos tipos cumplen con dos funciones muy interesantes. Por una parte tiene como beneficio seguir cerca del nivel del piso, pero aprovechando el espacio de por medio para presentar cajones.  Asimismo, ayudará a ahorrar espacio. Esta clase de camas está sugerida para niños de 2 años en adelante.

Por igual, una alternativa, pero esta vez más inclinada hacia los niños de 3 años en adelante es la Cama nido Montessori o conocida también como la Cama montessori Doble. Ellas están diseñadas para que dos niños compartan una misma cama.

Está la principal, un poco elevada del suelo, y la secundaria, al nivel del piso. Con esta se ahorra una gran cantidad de espacio. Y es importante destacar que a los 3 años los niños adquieren conocimiento de su entorno sin tener una conciencia plena de ello, por lo que su memoria iniciará a ser desarrollada. Será una edad de grande hitos por alcanzar.

5 años en adelante

Entre los 5 y los 6 años la capacidad de razonar e imaginación de los niños se desarrollan con brillantez. Así que esas camas que lucen como sacadas de cuentos son las que más los emocionarán. Ellas serán los testigos de sus fantasías y tardes de juegos.

Para estas edades se recomiendan las camas casita o tipi. Ambos modelos son algunos de los más populares por la personalización que se le puede dar a cada ejemplar. Por un lado se encuentran las Camas Casita Montessori, los cuales podrán ser decorados con accesorios y sirven tanto para niños como niñas. Pueden convertirse en un escondite para los pequeños, o en el centro de una habitación muy divertida.

También está la Cama Montessori tipi, que esta vez llama la atención con su forma cónica y que recuerda a la tienda de un indio. Tiene miles de maneras distintas para decorarle, y su flexibilidad atraerá a padres y a niños al mismo tiempo.

Por último, una Litera Montessori es una solución para cuando no tienes suficiente espacio en el suelo para colocar dos camas. Mientras una estará al nivel del suelo, otra estará en lo alto, y esta cama es la que puede ser usada por niños a partir de los 5 años.

¿Cómo y cuándo pasar a tu hijo a su propia cama?